Buscar

PAULA DEL FRAILE, GENIO Y FIGURA



Paula del Fraile es licenciada en Derecho por la Universidad de A Coruña y tiene un máster en periodismo audiovisual. Prefirió no ponerse la toga para coger un micro y dar voz a la actualidad. Primero lo hizo en Telecinco y más tarde en la Sexta, donde llegó para quedarse. Redactora, colaboradora y presentadora de diferentes programas de la cadena y desde 2018 es quien comenta las últimas noticias del panorama político, económico y social en Arusceros. Paula se ha convertido en una de las caras más queridas de las mañanas televisivas.


Conozco a Paula desde hace mucho tiempo. No me acuerdo dónde fue pero sí recuerdo que lo primero que pensé fue: ‘qué buena gente es’. Es de es de esas personas que gana en la distancias cortas, que te llenan de energía de la buena y que, de repente, te hace el ratito que estás con ella, un poco más feliz. En lo personal es divertida, payasa y muy disfrutona; en lo profesional muy currante, comprometida y con un maravilloso talento natural. Que eso se tiene o no se tiene. Ella lo tiene, sin duda.


Del Fraile tiene el corazón divido entre A Coruña y Cádiz, entre la Torre de Hércules y el Teatro Falla, entre la centolla y el chicharrón. Acaba de ser madre de Claudia, una pequeña revolución "gadillega" que lo mismo cantará cuplés que la Rianxeira. Cuando nació, le dijeron: "ha tenido usted una artista"... y es que, de casta le viene al galgo.

Su sueño de pequeña era que los BackStreet Boys fuesen a su casa por sorpresa y ser Britney Spears... Y es que pocos saben que la música es parte de su ADN y que, además de cantar como los ángeles, tiene una habilidad especial para imitar en general y el “Waka Waka” de Shakira, en particular. ¡Lo clava! Por eso... “¡¡¡Paula del Fraile tiene que estar en ‘Tu cara me suena 9’!!!”




“De pequeña mi sueño era ser Britney Spears; la tele fue un poco la alternativa más realista.”

Casi toda tu carrera ha estado ligada a la actualidad, pero tu fichaje por Aruseros en 2018 ha sacado tu parte más gamberra: has cantado, te has disfrazado, has imitado, has mostrado vídeos tuyos de pequeña... ¿Tenías ganas de salirte del corsé de la información seria? ¿Te gustaría volver a un informativo o no te ves de nuevo yendo al Congreso de los Diputados? ¿Qué te queda por hacer en televisión?

Tenía muchas ganas. Siempre me ha gustado más el entretenimiento que la actualidad pura y dura, pero la vida me fue llevando a lo segundo. Ya no me veo volviendo a un informativo, me encanta reírme y pasármelo bien, así que creo que me quedan muchas cosas por hacer en televisión, si surge la oportunidad.


Tu función delante de la cámara la conoce y entiende todo el mundo, pero pocos saben que sin el trabajo que hay detrás, nada de lo que vemos en televisión sería posible... ¿En qué consiste exactamente tu trabajo antes de que se encienda el piloto rojo? ¿Qué preparación previa hay en tus intervenciones en Aruseros?

Mi trabajo comienza varias horas antes de que el programa arranque a las 7:30 h., así que el madrugón es importante. Tanto que cuando llego a la redacción todavía está vacía y me toca incluso encender las luces, ¡Jajaja! Lo fundamental es ponerse al día con la actualidad: escuchar todos los boletines de radio, estar atenta a los informativos matinales y ver el material que llega de agencias con noticias de España, pero también de todo el mundo. Componemos y editamos los sumarios que se emiten en el programa, y selecciono las noticias que contaré yo en antena coordinándome con mis compañeros. Todo va cambiando en función de la actualidad de la mañana, así que hasta las 11.00 h. no se descansa.

Despedida baja maternidad Arusceros (2020)


No mucha gente conoce tu faceta como cantante. Incluso que de jovencita tenías un grupo de música... ¿te gustaría retomarlo? ¿Te verías en formatos como Mask Singer o Tu Cara Me Suena?

De pequeña mi sueño era ser Britney Spears o actriz de musicales, con eso lo digo todo...¡Jajaja! Lo cierto es que me gustaría mucho hacer algo relacionado con la música. Disfruto haciendo el payaso e imitando voces, acentos, y a cantantes, así que participar en Tu Cara Me Suena sería muy divertido.


“Disfruto haciendo el payaso e imitando voces, acentos y a cantantes; participar en Tu Cara Me Suena sería muy divertido".

Invitación de boda de Paula y José Yélamo (2017)



¿Soñabas de pequeña con trabajar en la tele? ¿Quién ha sido o es tu gran referente?

Soñaba con ser artista. Lo de la tele fue un poco la alternativa más realista en vista de que dedicarme al cine o el teatro me parecía demasiado difícil. Hoy en día me fijo en muchos compañeros para tratar de aprender de ellos, no podría decir solo uno.


¿Qué programa mítico te hubiera gustado presentar?

Nunca lo había pensado...De pequeña me encantaban el Un, dos, tres o El Juego de la Oca. También Sorpresa, sorpresa. Cualquiera de ellos. De pequeña soñaba en secreto que mi madre llamaba al programa para llevarme a los Backstreet Boys a mi casa, en A Coruña. Si lo hubiera presentado mataba dos pájaros de un tiro...¡Jajaja!


“Este año de pandemia ha sido bastante complicado mantener la moral alta.”

Backstreet Boys | Sorpresa, Sorpresa (1997)



¿Cómo vives el éxito y el fracaso de los proyectos en los que trabajas? ¿Te afecta la audiencia?

No me afecta demasiado, pero lógicamente siempre es un alegría saber que la audiencia respalda el proyecto en el que estás. De todas formas, lo principal es estar a gusto con lo que se hace, y si funciona, pues mejor.


Si no hicieras tele, ¿qué crees que estarías haciendo?

Pues a lo mejor algún programa cultural en la radio.


¿Cómo has vivido profesionalmente y personalmente este año de pandemia?

Ha sido bastante complicado mantener la moral alta. En los peores picos, hablar cada día de las cifras de fallecidos era un nuevo mazazo. Por una parte fue una suerte poder salir cada día a trabajar durante el confinamiento, mantenerse ocupada. Pero era complicado pasarse horas hablando del tema en el trabajo y seguir hablando de lo mismo con familiares o amigos, así semana tras semana.


Esta profesión es de idas y venidas, de momentos donde el teléfono no deja de sonar y de otros en los que todo se complica. ¿Cuál ha sido el momento más difícil que has vivido en este sentido? ¿Y la llamada/proyecto más especial?

Cuando terminé mis primeras prácticas, en informativos Telecinco, no había demasiado hueco en la redacción, así que estuve meses en los que me llamaban para días sueltos. Fue difícil sobrellevar esa incertidumbre diaria. Al final tuve la gran suerte de que mi entonces jefe de sección pasó mi CV a la gente de la Sexta, donde buscaban sustitutos para verano. Cuando me llamaron para ofrecerme trabajar en julio y agosto fue un subidón.


¿A qué personaje vivo te gustaría entrevistar? ¿Y muerto? ¿Qué les preguntarías?

Vivo: Woody Allen. Me encanta el cine y lo admiro muchísimo a nivel profesional. Además, creo que ha sido injustamente tratado en los últimos tiempos con el asunto de los supuestos abusos a una de sus hijas. Se le ha sometido a un juicio público y ha sido condenado por gran parte de la sociedad sin pruebas. Le preguntaría sobre ese asunto.

Muerto: por ejemplo, Amy Winehouse. Me dio mucha pena cuando murió, de esa forma tan prematura e incomprensible. Una mujer con tanto talento, que consiguió llegar tan lejos y que estaba llamada a ser una grande de la música. Trataría de saber por qué acabó tan mal teniendo un futuro tan brillante.


“A mí me hace gracia a veces ver una peli y tragarme la publicidad, pero dudo mucho que los jóvenes de hoy mantengan ese romanticismo”


Amy Winehouse - Back To Black (2009)



¿Cuánto daño y cuánto bien están haciendo las RRSS para quienes hacemos tele?

En programas como el mío son muy útiles. Nos sirven para interactuar con el público y recibir contenido del que nutrirnos. A nivel informativo, también creo que ayudan a conocer muchas noticias de forma inmediata, siempre que se consulten las cuentas adecuadas. Hay que saber distinguir bien lo que es opinión o una falsedad de lo que es información.


¿Crees que a la tele convencional, tal y como la conocemos hasta ahora, le queda mucho recorrido o está en las últimas?

Creo que debería cambiar algunas cosas para ser competitiva con las plataformas actuales. Los informativos sí tienen razón de ser en televisión, pero el resto es complicado. Los que somos más 'adultos' tenemos unos hábitos. A mí incluso me hace gracia a veces ver una peli si la pillo en alguna cadena, aunque esté disponible en cualquier plataforma y sin tener que tragarme la publicidad. Pero dudo mucho que los jóvenes de hoy mantengan ese romanticismo. Ellos consumen series, películas o programas a demanda, y eso no creo que cambie.


¿Qué opinas de esa otra manera de hacer comunicación (Twicht, streamers...) ¿Es el futuro o es algo puntual que terminará muriendo? ¿Hay que tenerle miedo?

Es algo hacia dónde debemos mirar para tratar de aprender. Sería soberbio pensar que no tiene futuro, pero tampoco creo que esa forma de hacer comunicación sea el único futuro.


Esta profesión es muy sacrificada en cuanto a horarios, viajes, etc... ¿cómo consigues conciliar vida personal y trabajo? Y sobre todo ahora que acabas de ser madre...

Todavía no he podido comprobarlo porque sigo disfrutando del permiso por maternidad. Dentro de poco me reincorporo, así que a ver cómo lo llevo...Lo cierto es que mi horario no suele sufrir cambios y, aunque madrugo mucho, gracias a eso también llego a mi casa pronto. Eso son puntos a favor para conciliar.


Gracias, Paula.

49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo