Buscar

EL POLIFACÉTICO JORGE NARANJO ELIGE LA MÚSICA



Jorge Naranjo es muchas cosas: director, productor, guionista, actor, compositor, profesor y músico. Además, es @nanafilms en redes y es la voz y el alma de @yorch.band. Ahí es nada. Jorge es periodista de formación y aunque lo intentó unos años pasando por varios medios de comunicación en Extremadura y Sevilla, finalmente se dio cuenta de que lo suyo era contar historias, sí, pero no en una redacción. Así que se fue a Nueva York a estudiar un curso en la New York Film Academy. De ahí a Cuba, donde grabó varios documentales. Al volver a España, obtuvo una beca para hacer un máster en Globlomedia. Y de ahí empezó a formar parte del equipo de guionistas de series como Los Serrano, Los hombres de Paco y programas como El Club de Flo. Años más tarde logró sacar adelante, con mucho esfuerzo, su ópera prima Casting.


Conocí a Jorge en un proyecto de tele justo antes del inicio de la pandemia. Me habían hablado tan bien de él, que reconozco que tenía unas expectativas bastante altas. Y sí, las cumplió. Un tío creativo hasta el final, implicado en la causa y con un afán irrompible en la lucha de lo que cree y ve justo. Aunque intuyo cierto amor - odio con este medio en concreto, la tele también le ha permitido hacer lo que más le gusta: contar historias.


Porque eso es lo que mejor sabe hacer Jorge: escribir historias. Da igual la forma en la que llegue a quien la lea, escuche o vea. Él cuenta historias y ya. Por eso no le pesa invertir años de su vida, ahorros y energía en un guion que merezca la pena. Lo sabe cuando, al poner el punto y final, siente la necesidad de verlo con vida. El confinamiento le cogió cerca del mar, a lo que da gracias. También se las da a su colega Jota Linares, que salvó un año que apuntaba ser muy duro. Lo hizo con 'Las Chicas de cristal', que por cierto, huele a éxito. Y es que, parafraseando a su compañero Paco León, el éxito es hacer lo que te da la gana”. Y eso hace Jorge.


Aunque su referente es Spielberg y le encantaría dirigir a Bardem, su verdadera pasión es la música. Me lo imagino hace años escuchando Mar Adentro de Héroes del Silencio y soñando con tener su propia banda de pop rock... ¡Sueño cumplido, Naranjo!


Mar Adentro - Héroes del Silencio, 1988



Guionista, director, productor, profesor, músico... Difícil quedarte con uno, ¿no? ¿Qué crees que tienen en común todas las facetas que desarrollas?

Todas llevan implícita la idea de la narración, de contar una historia, y por encima de todo, la escritura (de hecho, a esas profesiones añadiría la de periodista, que es de lo que empecé y a lo que me dediqué muchos años). Creo que desde las clases que imparto (de guion e interpretación ante la cámara, básicamente) hasta los guiones que escribo o las canciones que compongo, siempre parten de la necesidad de contar algo, mío o propio.


Si tuvieras que elegir, con qué te quedarías: ¿cine o televisión?

Es curioso porque creo que no elegiría ninguna de ellas. Elegiría la música.


"Para hacer Casting, invertí mis ahorros y el equipo de rodaje invirtió su tiempo sin cobrar nada."

Dicen que la realidad supera la ficción... ¿Qué es lo más difícil de escribir un guion?

Creo que para cada guionista la dificultad es diferente. En mi caso, lo más difícil es encontrar una idea tan potente que merezca ser convertida en un guion de hora y media o dos e invertir varios años de vida para levantarla. Y, en segundo lugar, darle la estructura apropiada. Lo que más disfruto a la hora de escribir es el diálogo y, cuando llego a esa parte, es solo goce.


¿Cuándo sabes que tienes algo bueno entre manos?

Cuando necesito verlo rodado. Cuando he terminado el guion y sé que voy a poner en marcha toda la maquinaria necesaria para financiarlo, cueste lo que cueste. Cuando he disfrutado mucho escribiendo y deseo verlo ya.


¿Dónde te inspiras más en Lavapiés o en Cádiz?

No creo que haya un sitio que me inspire más. Por suerte, he encontrado siempre en ambos lugares un buen rincón para trabajar, pero reconozco que en mi casa de Madrid he habilitado un estudio donde me puedo pasar horas escribiendo, tocando la guitarra o el piano y olvidarme del tiempo.


¿Cuántos buenos guiones tienes en tu cajón?

¿De largos, series o cortos? Jeje.


Casting (2013), tu ópera prima, te dio muchas alegrías... pero supongo que no fue fácil... ¿Cómo es el proceso de tener una idea, plasmarla en un papel y lograr verla en la gran o pequeña pantalla?

Cada proceso es diferente porque cada película es diferente. “Casting” es una anomalía en un momento tan anómalo como la crisis económica que vivió España en esos años, ya que se rodó en 2011 y se estrenó en 2013. En aquel caso, invertí mis ahorros y el equipo de rodaje invirtió su tiempo sin cobrar nada, aunque sí que estuvieron dados de alta y otras cosas que hicimos para poder calificar la película. Para la postproducción, entró un productor externo desde Alemania que sufragó otros gastos y esto hizo que pudiéramos terminar la película. Luego tuvimos la enorme fortuna de que nos seleccionaran en la sección oficial del Festival de Málaga junto a nombres de nuestro cine como Isabel Coixet, Gracia Querejeta, Daniel Calparsoro o Rodrigo Sorogoyen y de que nos dieran dos premios para todo el elenco actoral, lo que hizo que tanto esfuerzo cobrara significado.




¿Cuánto tiempo real te llevó Casting?

Dos años, casi tres. Escribí el guion y rodamos en 2011 y tardamos dos años en terminarla porque no encontrábamos la financiación necesaria. A eso, añadiría un año de festivales y de mover la película, que aunque sea una parte muy disfrutable también es trabajo y supone tiempo y energía.


"De niño soñaba con ser músico y tener mi propia banda de pop rock; algo que por suerte he conseguido."

Trailer Cásting, 2013


¿Soñabas de pequeño con escribir guiones?

No, soñaba con ser músico, en concreto, cantante, y tener mi propia banda de pop rock, algo que por suerte he conseguido con el tiempo.




¿Quién ha sido o es tu gran referente?

A nivel musical, creo que Héroes del Silencio y, sobre todo, Pearl Jam, me marcaron ese camino siendo adolescente, pero luego se sumaron muchos otros. A nivel cinematográfico, creo que nadie me dejó tanta huella como Spielberg. Luego se añadieron otros nombres como Billy Wilder, Woody Allen o Tarantino, pero diría que el primer cineasta que me fascinó fue el creador de “E.T.”, así como productor de “Los Goonies” y otras películas.


¿Qué guion mítico te hubiera gustado escribir?

Creo que cualquier guionista sueña con escribir un guion como el de “El Apartamento”, de Billy Wilder e I.A.L. Diamond. Aparte de esa referencia casi inevitable, añadiría otros que me han fascinado siempre como los de “Regreso al futuro”, “El show de Truman”, “American Beauty”, “Forrest Gump”, “Manhattan”, “Reservoir Dogs” y cualquier guion de “Friends”.


"No podemos ser esclavos de la audiencia, mi objetivo principal es disfrutar el camino y ser fiel a lo que quiero hacer."

'El Apartamento', 1960

¿Cómo vives el éxito y el fracaso de los proyectos en los que trabajas?

La idea del éxito y el fracaso es muy relativa y siempre pienso en lo que dice mi admirado Paco León al respecto: “El éxito es hacer lo que te da la gana”. Aun así, es verdad que a veces tienes unas expectativas que no se cumplen, pero si he disfrutado durante el proceso, no me importa tanto.


¿Te afecta la audiencia?

No, y reconozco que me da igual. Creo que no es lo importante y que no podemos ser esclavos de eso. Eso no quita que, evidentemente, quiera y me guste que la gente vea o escuche lo que hago, pero no es el objetivo. Mi objetivo principal es disfrutar el camino y ser fiel a lo que quiero hacer.


Si no hicieras tele y cine, ¿qué crees que estarías haciendo?

Música y teatro.


Autodestrucción - Yorch - Canal Sur 2020



¿Cómo has vivido profesionalmente y personalmente este año de pandemia?

Yo he sido un afortunado, la verdad. Por razones personales y familiares, me confiné en un apartamento que tenemos en el Puerto de Santa María, donde he estado muy solo pero también muy cerca del mar, lo que me ha dado una perspectiva y, sobre todo, un horizonte al que asomarme cada mañana. A eso hay que sumarle que, al poco de declararse el estado de alarma, me llamó el director y guionista Jota Linares para confirmarme que empezábamos a trabajar en el guion de su próxima película, “Las Niñas de Cristal”, y eso me dio orden, trabajo, tranquilidad económica y un objetivo claro durante esos meses. El proyecto de Jota ha salvado un año que podría haber sido terrible y nunca se lo agradeceré lo suficiente.


Esta profesión es de idas y venidas, de momentos donde el teléfono no deja de sonar y de otros en los que todo se complica. ¿Cuál ha sido el momento más difícil que has vivido en este sentido?

El momento más difícil fue cuando me entrevistaron en “Salvados”, donde conté una experiencia personal muy dura y que marcó muchos años de mi vida porque llegué a pensar que nadie más volvería a confiar en mí jamás.


"Jota Linares me ha ayudado a volver a creer en mi talento, a recuperar la confianza y a saber que los sueños se cumplen".

Salvados - La Sexta, 2018



¿Y la llamada/proyecto más especial?

A nivel personal, la película “Casting”, por todo lo que supuso. Pero creo que la primera llamada que me hizo Jota Linares para escribir juntos (que en realidad fue para un guion anterior a “Las Niñas de Cristal”) cambió mi vida de una manera bastante profunda, porque con él he vuelto a tomar las riendas de un camino que durante mucho tiempo había abandonado. Creo que Jota, sin darse cuenta, me ha ayudado a volver a creer en mi talento, a recuperar la confianza y a saber que los sueños se cumplen.


¿A qué actor vivo te gustaría dirigir? ¿Y fallecido? ¿En qué papel les verías?

Vivo... actor, Javier Bardem y actriz, Jessica Chastain. De los que ya no están, como actor, al resultante de mezclar a Fernando Fernán Gómez, Paul Newman y José Luis López Vázquez. Con mucho hielo y Heath Ledger. Como actriz, a Chus Lampreave y Bette Davis. Al cincuenta por ciento. A cualquiera de ellos les das un folio en blanco y hacen una obra maestra.


"La tele seguirá siendo tan maravillosa y horrible siempre porque la producimos seres humanos".


¿Cuánto daño y cuánto bien están haciendo las RRSS para quienes hacemos tele y cine?

El mismo bien y daño que le puede hacer a la gente que se dedica a otra cosa. Hay un salto entre la realidad y lo que ocurre en las redes. Pueden ser tan malas como buenas. Lo importante es que tod@s me sigan a mí.


¿Crees que a la tele convencional, tal y como la conocemos hasta ahora, le queda mucho recorrido o está en las últimas?

La tele seguirá siendo tan maravillosa y horrible siempre, como todo lo que tiene que ver con comunicar, porque la producimos seres humanos.


¿Qué opinas de esa otra manera de hacer comunicación (Twicht, streamers...) ¿Es el futuro o es algo puntual que terminará muriendo?

No lo tengo muy claro, pero sí creo que lo importante no son esas “apps” en concreto (éstas cambian, evolucionan, se sustituyen…), sino el aceptar que existe una nueva forma de comunicar que ha llegado para quedarse.


¿Hay que tenerle miedo?

¿A quién?


Esta profesión es muy sacrificada en cuanto a horarios, viajes, etc... ¿cómo consigues conciliar vida personal y trabajo?

¿Conciliar? ¿Qué es “conciliar”?


Gracias, Jorge.



405 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo